Salve, Soledad


Salve,

Soledad Reina y Madre,

hasta tu pecho

mi oración volará.

 

Gloria,

siempre a ti en las alturas,

mi Virgen Pura

de belleza sin par.

 

Salve María,

llena eres de gracia,

Tú no estas sola

y nunca lo estarás.

 

Letra y Música:

Fernando Jesús Romero Triguero

 

(Año 2000)