Historia


Esta Hermandad y Cofradía encuentra localizado sus orígenes fundacionales en el antiguo Hospital de la Limpia y Pura Concepción de la villa de Los Palacios hacia finales del siglo XVI, principios del XVII. Aunque sus Reglas fundacionales no nos han llegado, se conocen sucintas referencias mediante las cuales puede establecerse un estrecho paralelismo estructural con las cofradías de la Santa Cruz de Jerusalén, extendidas por todo el reino de Sevilla entre finales del siglo XVI y principios del XVII.

 

La documentación antigua refiere el deber primordial que tenían sus hermanos de celebrar los cabildos en el Hospital de Nuestra Señora de la Pura y Limpia Concepción, cuyo centro fue reedificado hacia 1682 a costa de la propia cofradía, convirtiéndose desde entonces en la casa-hospital de Jesús Nazareno. Con el tiempo dejó este hospital de prestar dichas funciones asistenciales y caritativas, pasando a convertirse exclusivamente en ermita.

 

Desde su fundación, esta antigua cofradía cumplió su estación religiosa en la madrugada del Viernes Santo, hasta que en 1714 se lo prohibió la autoridad eclesiástica. Pasó entonces a efectuarse a la mañana del Viernes Santo, práctica que ha mantenido inalterable hasta el año 1965. Precedía la procesión el popular Sermón del Mandato, el cual estuvo celebrándose en la propia ermita de Jesús hasta 1850, año en el que fue trasladado a la Parroquia de Santa María la Blanca por mayor capacidad del recinto. Este ceremonial guardaba gran similitud con los también celebrados en otros muchos pueblos de la provincia, aunque presentaba la singularidad de celebrarse en el interior del templo. Para ello, las imágenes titulares de la corporación eran conducidas hasta el Templo parroquial y a su finalización se efectuaba la estación penitencial.

 

El 26 de julio de 1883 se reunió con carácter extraordinario su Junta de Gobierno debido al alarmante estado en el que se encontraba la ermita en la que se hallaba establecida, con el objeto de estudiar la conveniencia de trasladar las imágenes titulares al Templo parroquial. En el transcurso de dicha sesión sus cofrades acordaron por mayoría consumar el traslado, aunque con carácter provisional y mientras durasen las pertinentes obras de restauración en dicha ermita. Las imágenes fueron acomodadas en el templo parroquial en unos altares costeados por la ilustre camarera doña Fausta Murube Galán, ubicados en la capilla de San José. El traslado, en un primer momento de carácter provisional, acabaría convirtiéndose en definitivo. En 1971, tras ochenta y ocho años de permanencia en la Parroquia de Santa María la Blanca, volvió a emplazar nuevamente su residencia, en esta ocasión, a la Capilla de Ntra. Sra. de la Aurora, donde radica en la actualidad, siendo además la principal conservadora de la mencionada capilla.

 

Además de los cultos internos consistentes en la celebración de un Triduo en octubre en honor de la Virgen de la Soledad y un Quinario en torno a la cuaresma en el de Jesús del Gran Poder, el principal acto de culto externo lo efectúa en la Madrugada del Viernes Santo.

 

Aunque como ya se ha dicho desde su fundación procesionó en la madrugada o al amanecer (dependiendo de las épocas) del Viernes Santo, en 1966 adoptó la tarde como horario de salida efectuándolo de manera ininterrumpida hasta que, en 1982, volvió a salir de madrugada. Aquel intento de recuperar el primitivo horario no fructificó, volviendo nuevamente a la tarde del Viernes Santo. En 1993 adoptó de nuevo la madrugada para efectuar su salida procesional y ahora sí con buenos resultados. La estación se iniciaba a las 3.00 h. de la madrugada recorriendo las principales calles de la localidad y concluía a las 9.30 h. de la mañana.

 

En Cabildo de Oficiales celebrado por esta Hermandad el 12 de julio del años 2007, y tras analizar numerosos pormenores, entre ellos, el hecho de que fuesen cientos las personas mayores y los enfermos que no podían ver a nuestras devotas imágenes titulares en la calle debido a nuestro horario, se acordó retrasar la salida, eso sí, cumpliendo en todo momento de manera escrupulosa las Reglas de nuestra Hermandad, las Normas Diocesanas y el Derecho Canónico. De esta manara, se fija como hora de iniciar la estación de penitencia las 7.30 h. de la madrugada, siendo la hora de entrada las 15.00 h.. En definitiva, la Junta de Gobierno volvía a adoptar un horario en el que nuestra Hermandad y Cofradía procesionó durante la mayor parte de sus cuatro siglos de historia, recuperándose además, el masivo acompañamiento de devotos a nuestro Titulares, especialmente al Señor del Gran Poder, como se puede observar en la imagen, y, paulatinamente, el número de Hermanos Nazarenos.

 

Con respecto a sus títulos, significar que en 1965, coincidiendo con una profunda remodelación en su seno corporativo, incorporó a su nomenclator el de "Gran Poder", ostentando además el de Ilustre desde el 29 de octubre de 1971 al aceptar el que fuera Jefe de Estado, don Francisco Franco, el nombramiento de Hermano Mayor Honorario, y el de Real desde el 20 de diciembre de 1971 al hacer lo propio la Casa Real, tras acceder al ofrecimiento formulado por nuestra Hermandad de nombrar a S.A.R, antes Príncipe de Asturias, posteriormente Rey, y actualmente Rey emérito don Juan Carlos I de España, Hermano Mayor Honorario juntamente con su esposa la Reina doña Sofía como camarera Honoraria.

 

Fuente: N.H. Julio Mayo Rodríguez.

Historiador y Archivero Municipal.