Pasos


Paso del Señor

En el primero de los pasos que integran nuestra cofradía figura la imagen de Jesús del Gran Poder con la cruz al hombro camino del Calvario.

 

Se trata de un paso diseñado y tallado originariamente por Guzmán Bejarano (1974) y que posteriormente ha sido ampliado por Antonio Camacho (1995-1998).

El dorado de este paso se debe a los prestigiosos talleres de Antonio y Manolo Doradores, de Sevilla, responsables también, entre otras muchas obras, del dorado del altar mayor del Santuario de la Virgen del Rocío en la aldea almonteña o del paso gótico para el Cristo Yacente de la Hermandad del Santo Entierro de la capital hispalense.

 

Los faroles son obra de Manuel de los Ríos.

 

Por su parte, Francisco Berlanga de Ávila es el autor de los cuatro Evangelistas que flanquean las esquinas del paso del Señor del Gran Poder, así como de las imágenes de San Pedro y San Pablo que se pueden contemplar en los laterales de la canastilla. Todas estas tallas están realizadas en madera policromada y estofadas en oro.

La capilla del respiradero delantero de este paso alberga, cada mañana de Viernes Santo, la Medalla de Oro de la Villa, ofrendada por el pueblo de Los Palacios y Villafranca al Señor del Gran Poder el 22 de septiembre de 2007. Esta es portada en un ostensorio de plata obra de los talleres de Orfebrería Ramos, de La Rinconada (Sevilla).



Paso de la Stma. Virgen

El paso de palio de María Stma. de la Soledad es el segundo de nuestra Cofradía. En sus orígenes, la totalidad de la orfebrería del mismo fue realizada por el prestigioso orfebre sevillano Jesús Domínguez Vázquez, en el taller que poseía en la c/ Santa Clara, en el Barrio de San Lorenzo, en pleno casco histórico de la ciudad de Sevilla, donde continúa actualmente, ahora bajo la regencia de su hijo.

 

De esta manera, a la autoría del maestro Jesús Domínguez se deben los actuales varales, respiraderos, candelería, mecheros de cola, jarras y crestería del paso de palio, así como una reproducción en miniatura de la Patrona de Los Palacios y Villafranca, Ntra. Sra. de las Nieves, que figura en la parte delantera del mismo.

 

Este mismo orfebre, fue también el encargado de realizar la corona de salida de la Virgen, la cual está hecha en plata de ley sobredorada.

 

Por su parte, la actual peana sobre la que procesiona Nuestra Titular mariana es obra de los talleres de Orfebrería Sevillana, y vino a sustituir, por razones de capacidad, a una también originaria de Jesús Domínguez y la cual se conserva aún en dependencias de nuestra Hermandad.

 

En el año 2005, se estrenaron dos faroles entrevarales realizados por los talleres de Orfebrería Ramos, de La Rinconada.

 

Cabe destacar los importantes bordados de la parte exterior de las bambalinas del palio, obra de los prestigiosos y reconocidos talleres de Esperanza Elena Caro.

 

En junio del año 2009 llegaba a nuestra Hermandad la nueva parihuela para el paso de palio de la Stma. Virgen, y la cual sustituyó a una anterior debido a las deficiencias que, por sus uso y el paso del tiempo, acumulaba. Esta nueva parihuela es obra de los afamados Talleres de Talla y Carpintería Hermanos Caballero, de la capital hispalense, está realizada en madera de pino flandes comocae, y fue donada a perpetuidad por la cuadrilla de Hermanos Costaleros del paso de María Stma. de la Soledad a nuestra Hermandad.

 

Ya en la Semana Santa de 2010, y en una acertadísima decisión de la Junta de Gobierno presidida por José Muñoz Sánchez, se acordaba recuperar el primitivo color del paso de palio de María Stma. de la Soledad y el cual fue durante años su seña de identidad, el rojo burdeos. Así, y gracias también a la donación de la cuadrilla de Hermanos Costaleros de María Stma. de la Soledad, así como a la aportación de un hermano anónimo, se estrenaron en la mañana de ese Viernes Santo de 2010 tanto los faldones como el manto de la Virgen, ambos en terciopelo color rojo burdeos. Un año más tarde, en la Semana Santa de 2011 se estrenaba, también en terciopelo rojo burdeos, el techo de palio.